01 febrero 2010

La importancia de ser serio

ACTO ÚNICO


Apartamento céntrico, tarde calurosa en Asunción


MARÍA LAURA.- ¿Sabes que te odio?
DIEGO RICARDO.- Pues si, lo repites constantemente.
MARÍA LAURA.- Es en serio.
DIEGO RICARDO.- ¿Tú hablando en serio? Por favor, hablemos en serio.
MARÍA LAURA.- ¡Eres odioso y te odio!
DIEGO RICARDO.- Se evidencia la envidia subyacente en tus palabras... Esto es hablar en serio.
MARÍA LAURA.- ¡Estúpido!
DIEGO RICARDO.- ...Ocasionalmente, no lo niego.
MARÍA LAURA.- ¡Te odio más!
DIEGO RICARDO.- Ya lo sé. Ahora a estudiar, en serio.


TELÓN

6 comentarios:

*SKY SLX* dijo...

Hola Diego que gusto leerte otra vez. Como veras he andado un poco desconectada pero aqui estoy.

jeje, con tu post me has recordado cosas que me han ocurrido con cierta persona. Valla, despues de que todo pasa parece divertido.

¡¡Saludos!!

DiEGO RiCARDO dijo...

¡Hola, Sky! Aquí estamos nuevamente :)

Es como dices, después de que todo pasa, todo puede parecer divertido... Aunque en el caso de esta entrada, basada en hechos reales, ya fue divertido mientras pasaba JeJe
En horas de estudio a veces se termina hablando de cualquier cosa y surgen cosas así :P

Muchos saludos, amiga Sky... Espero estés muy bien.

Clara dijo...

Y sí, en ese ambiente, cualquiera se pone odioso, jajajaja.
Cuando tenía que rendir algún examen, no me ponía odiosa, pero me agarraban unos ataques de risa ingobernables.
Bueno, ahora, ¡vamos a hacer las paces y estudiar tranquilitos!
Suerte y saludos.

DiEGO RiCARDO dijo...

¿Ataques de risa ingobernables? ¡De eso también conozco! :P

Muchas gracias por la visita, Clara.

Saludos.

Lady Hefziba dijo...

Hablemos en serio

Como a Maria Laura, no suelen creerme que estoy hablando en serio!

Original entrada!

Besos!

Clara dijo...

Parece que "estamos estudiando mucho", eso es bueno, me alegro.
Te dejo saludos.



Muchas Gracias Total