17 diciembre 2006

Creer o no creer.

Cuando me hice la pregunta de sí creo en Dios, mi respuesta fue no, realmente NO. Fui criado en una familia que se define como Católica Apostólica Romana, y como corresponde desde muy pequeño asistí a actividades respectivas a la religión como misas, catecismos, jornadas espirituales y así tuve que pasar por distintas etapas: desde el bautismo (que no contó con mi consentimiento y de todas maneras me dicen es irreversible), pasando por un largo listado de cursos preparatorios para varios ritos como la confesión, la comunión, etc., hasta la Confirmación; donde finalmente a los 15 años desistí, lo que tenía que confirmar era la fe en un dios y definitivamente no estaba seguro de tener eso.

Muchos argumentos no tengo para explicar mi no creencia en dios pero creo que existen menos argumentos para explicar la creencia, el porque si no me satisface. En la niñez creía porque me decían que era así, pero todo lo que te dicen en esa época lo consideras como posible, lo que no ves causa miedo, en fin de chicos somos muy impresionables, ingenuos y muchos cuestionamientos generalmente no hacemos, al menos yo fui así.

Mi no creencia va mucho más allá del aspecto visual, no es que por que no veo no creo. Algo en el fondo me dice que no existe un dios y no es un diablo u algún otro espíritu el que me lo dice, tampoco creo en eso (para los que ser ateo es como ser satánico), es lo que pienso, tratando de construir mis propias opiniones y no sólo aceptando todo lo que se nos pone enfrente. Simplemente no le veo el sentido, a mi parecer las religiones están basadas en supersticiones, mitos; y aunque no estén de por medio las religiones me parece que con un dios sólo se busca llenar un vacío, justificar acciones, tener un posibilidad de salvación si no en la vida por lo menos en el “más allá”.

Muchísimos males de la actualidad se dan a causa de cuestiones de creencias o de religiones, ciertos creyentes dicen o piensan que poseen una misión “superior”, el deber de “convertir” a todo el que camine por otros senderos. El creer o el no creer no debería ser importante, no deberían pasar de ser cuestiones personales y el respeto debería estar por encima de todo. No es el caso.

5 comentarios:

Ohdiosa dijo...

yo más o menos me encuentro como tu...llega un buen día en el que te preguntas ¿creo o no creo? y piensas y meditas...y llegas a la conclusión de que no hay argumentos, simplemente los sabes, sabes si crees o no...

Enrique Vargas Peña dijo...

Hola, hasta que lei tu comentario me preguntaba si había jóvenes capaces de eludir la enorme presión proselitista de los cristianos. Me ´tranquiliza saber que a pesar de los millones que se gastan en impedir que la gente piense, algunos logran hacerlo.

Xander Rose dijo...

Yo crecí en un hogar católico, me bautizaron -como tú, sin mi consentimiento-. Realizé mi primera comunión, al momento de mi confirmación también desistí y llegue a la conclusión de que era ateo. Han pasado muchos años, y creo que el ateismo es demasiado radical, tenemos argumentos de porque es un tanto ridiculo creer en Dios, pero acaso tenemos de porque no lo es no creer, díficil. Creo que la solucción es dejar de plantearnos la magnate pregunta. Yo soy agnostico, no lo afirmo ni lo niego, es más facíl el existir así.

RoCo dijo...

Hola Diego.. no todo está perdido.. yo tenía el mismo pensamiento que Chuquito VP, pero al leer este post y escuchar a otros jóvenes tengo la leve seguridad de que tanto proselitismo religioso tiene sus efectos secundarios. Pero con eso no basta, con salirse del redil no basta. Así como vos lo hacés hay que asumir la posición ateísta. Y una vez asumida la posición batallar con la antorcha del conocimiento contra todo el oscurantismo clerical.

Ana Carmen dijo...

haber no me queda palabras para decir yo naci en un hogar catolico a los 15 me converti en cristiana lo que muchos llaman evangelico o protestante pero para mi es inevitable no poder creer en dios ya que no puedo mirar mi vida y decir que todo ha sido coincidencia cosas que pasan ooo el destino lo unico que puedo decir es que hasta el ateo respeta mas las creencias que un criatiano lo cual es digno de ser admirado hasta con un ateo da mas gusto hablar que conun cristiano jejejej que loco!!